Tianwen-1 lleva china hacia marte

Tianwen-1 lleva china hacia marte

El 23 de julio, un lanzador CZ-5 despegó del centro espacial de Wenchang llevando Tianwen-1 en su etapa superior. Esta sonda china incluye un orbitador destinado a girar alrededor de Marte a partir de febrero de 2021 y un róver para explorar la superficie del planeta.

Con prestaciones ligeramente superiores a las de Ariane 5, el lanzador CZ-5 (Chang Zheng o Lengua Marcha) resulta indispensable para los ambiciosos proyectos espaciales presentados por la agencia china CNSA, tanto para vuelos habitados (esencialmente la futura China Space Station), como para la exploración de la Luna o Marte. El 27 de diciembre de 2019 marcó el retorno en vuelo del CZ-5 después del fracaso de su segunda misión en 2017. Después de realizar pruebas en automático de una nueva nave habitada en mayo de 2020, se volvió a utilizar el CZ-5 para enviar Tianwen-1 hacia el planeta rojo.

RUMBO HACIA MARTE

A pesar de su importancia, el lanzamiento de Tianwen-1 el 23 de julio de 2020 no fue objeto de un directo vídeo oficial por parte del CNSA. La agencia confirmó, mediante un comunicado de prensa un despegue a 12h41, hora local, desde la base de Wenchang en la isla de Hainan, y el éxito del inicio de un viaje de 7 meses con rumbo hacia Marte.

Décollage de Tianwen-1 au sommet du lanceur CZ-5 le 23 juillet. Crédit : CNSA

Décollage de Tianwen-1 au sommet du lanceur CZ-5 le 23 juillet.
Crédit : CNSA

Este despegue confirma un con fecha del 23 de julio que indicaron numerosos observadores del espacio chino. También se trata del segundo despegue con destino a Marte este año, después de la sonda Hope de Emiratos Árabes Unidos (que utilizó el lanzador japonés H-IIA durante la noche del 19 al 20 de julio). El tercero debería ser el de róver Perseverance de la NASA el 30 de julio (que debe seguirse en directo en la Cité de l’espace). Recordemos que cada 26 meses, la posición de la Tierra y Marte en su órbita respectiva presentan una “ventana de despegue” favorable para alcanzar el cuarto planeta. Para el 2020, el momento ideal es entre mediados de julio y mediados de agosto. El viaje dura 7 meses, por lo que las sondas enviadas durante esta ventana marciana del verano 2020 llegarán en febrero de 2021.

TIANWEN-1: UNA MISIÓN DOBLE

Por supuesto, será el caso para Tianwen-1 cuya inserción en órbita alrededor de Marte está prevista entre el 11 y el 24 de febrero de 2021. Conviene señalar que no se trata de la primera misión china con destino al planeta rojo. En efecto, en noviembre de 2011, la pequeña sonda de un centenar de kilos, Yinghuo 1 era un “pasajero” de Phobos-Grunt, misión rusa de exploración de Marte que, desgraciadamente, volvió a entrar en la atmósfera terrestre después de un fallo.

Con Tianwen-1, la lógica es muy diferente, ya que China opera de manera autónoma. Las ambiciones también son de otro tipo, ya que el peso total de Tianwen-1 es de casi 5 toneladas. La nave enviada el 23 de julio es en realidad “doble”: incluye un orbitador y un aterrizador con un róver.

Tianwen-1 photographié au sol. Au-dessus de la partie orbiteur (en jaune), on remarque la section capsule destinée à rentrer dans l’atmosphère martienne. Elle contient un atterrisseur chargé d’amener un rover à la surface de la planète rouge. Crédit : CNSA

Tianwen-1 fotografiada en el suelo. Encima de la parte orbitador), se observa la sección de cápsula destinada a entrar en la atmósfera marciana. Contiene un aterrizador encargado de llevar un róver a la superficie del planeta rojo.
Crédito: CNSA

En febrero de 2021, Tianwen-1 se pondrá en órbita alrededor de Marte. La parte orbitador incluye varios instrumentos científicos con cámaras, un espectrómetro y un magnetómetro. En abril de 2021, el orbitador liberará la cápsula que alberga una plataforma de aterrizaje encargada de llevar un róver de 240 kg hacia la región de Utopia Planitia. Utilizando un esquema comparable al programa Viking de la NASA de los años 1970 (orbitador del que se libera el aterrizador), China presenta ambiciones serias para su primera misión realizada en autonomía.

Sin embargo, resulta que Viking incluía un aterrizador desprovisto de movilidad cuando, sin embargo, se trata de un róver para Tianwen-1.

Poster officiel de Tianwen-1 avec une illustration du rover. Celui-ci génère l’électricité nécessaire à son fonctionnement à l’aide de panneaux solaires. Crédit : CNSA/Cité de l’espace

Cartel oficial de Tianwen-1 con una ilustración del róver, que genera la electricidad necesaria para su funcionamiento con ayuda de los paneles solares.
Crédito: CNSA/Cité de l’espace

El róver de Tianwen-1 alberga 6 instrumentos, uno de ellos es un radar concebido para investigar el subsuelo, cámaras, una estación meteorológica, y material para analizar la superficie. La CSNA tiene previsto un funcionamiento de al menos 90 días en el difícil entorno marciano.