Solar Orbiter ha despegado - Cité de l'Espace

Solar Orbiter ha despegado

Solar Orbiter ha despegado

Solar Orbiter ya está de camino hacia el Sol. La sonda europea sigue una trayectoria que va a llevarla a sobrevolar varias veces Venus con objeto de ajustar su ronda alrededor de nuestra estrella, inclinando progresivamente su órbita (hasta 33° en el 2029), lo que le permitirá estudiar los polos solares de una manera inédita.

Sonda europea, lanzamiento americano

El despegue se realizó el domingo 9 de febrero a las 23h03, hora de Florida en los Estados Unidos (05h03 hora francesa el 10 de febrero). Después de todo, es algo lógico que una sonda como Solar Orbiter abandone la tierra desde el “sunshine state”, ¡el Estado del Sol!

Abajo, un vídeo de la ESA, que resume las etapas del lanzamiento, con la preparación, el despegue y la alegría de los controladores en el centro ESOC de Alemania.

Vous devez accepter les cookies (preferences, statistics, marketing) pour afficher cette vidéo sinon cliquez-ici

Solar Orbiter es una misión dirigida por la Agencia Espacial Europea (ESA). La sonda fue fabricada por Airbus Defence and Space y el escudo encargado de enfrentarse con los 520 °C de temperatura, a 42 millones de kilómetros del Sol, fue suministrado por Thales Alenia Space. Sin embargo, el lanzador empleado era americano, el Atlas V de la empresa United Launch Alliance (lo que explica el despegue desde Florida). La razón es sencilla: la NASA es socia de la ESA en Solar Orbiter. La contribución de la agencia americana consiste en un instrumento científico y, lo habrá conjeturado, en la asunción financiera del lanzamiento.

Una cooperación lógica ya que Solar Orbiter es complementario de la sonda americana Parker STAR Probe, que se acerca lo más posible al Sol (hasta 24 millones de kilómetros y, próximamente, más cerca), pero, sin embargo, con menos instrumentos (3 en lugar de 10). La síntesis de los datos recogidos por los dos exploradores robóticos debería permitir a los astrónomos entender mejor la dinámica de nuestra estrella y, por ejemplo, prever con mayor antelación las tormentas solares que pueden perturbar los satélites o las redes eléctricas de la tierra.