PERSEVERANCE OBTIENE MUESTRAS DE MARTE

PERSEVERANCE OBTIENE MUESTRAS DE MARTE

Tras una primera muestra insatisfactoria, el róver Perseverance extrajo dos núcleos más de una roca, que, a principios de septiembre, fueron colocados con éxito en tubos sellados.

El róver de la NASA equipado con la cámara-láser francesa SuperCam se posó con éxito el 18 de febrero de 2021. Desde entonces, se desplaza por el cráter Jezero, haciendo funcionar sus instrumentos, fabricando oxígeno desde la atmósfera marciana y ha probado con éxito el dron helicóptero que llevaba.
Si Perseverance está equipada para buscar rastros de vida pasada en Marte, también puede tomar muestras y prepararlas para que otras misiones las traigan a la Tierra. se dio un paso crucial en esta dirección a principios de septiembre.

2 ÉXITOS SEGUIDOS

Extraer una muestra del suelo o de una roca y colocarla en un tubo para sellarla, todo ello de forma automática, es en realidad bastante complejo. Para lograrlo, Perseverance está equipado con 3 robots que se reparten las tareas necesarias.. En el siguiente vídeo, el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA, que gestiona esta misión, detalla cómo se hace.

En el extremo del brazo robótico, un taladro se encarga de tomar la pequeña muestra de núcleo (del tamaño de un lápiz, aproximadamente). El receptáculo en forma de tubo se ha introducido previamente en la broca hueca del «taladro». Los trozos de roca o tierra obtenidos llegan directamente al tubo y permanecen allí… A menos que lo que se haya recogido resulte demasiado quebradizo y se caiga o se desparrame. Los responsables de la misión explican la decepción del 6 de agosto de 2021. Tras una operación de muestreo, las imágenes de control mostraban… ¡un tubo vacío!
El 1 de septiembre, Perseverance completó otra secuencia de muestreo en una roca llamada Rochette. La NASA anunció el éxito de la operación, con imágenes de verificación que esta vez muestran muestras en el tubo.

A la izquierda: Fotografía en la Tierra de uno de los 43 tubos embarcados en Perseverance. A la derecha: la recogida del 1 de septiembre dio lugar a un tubo que contenía muestras.

A la izquierda: Fotografía en la Tierra de uno de los 43 tubos embarcados en Perseverance. A la derecha: la recogida del 1 de septiembre dio lugar a un tubo que contenía muestras.
Crédito : NASA/JPL/Caltech/MSSS-Cité de l’espace

Basándose en este éxito, el equipo de control del róver programó otra recogida de muestras con éxito el 8 de septiembre, que también se realizó con éxito.

A la izquierda: la taladradora de Perseverance trabajando en Rochette. A la derecha: los dos agujeros de 2,7 cm de ancho y 7 cm de profundidad que dejaron las operaciones de perforación de principios de septiembre de 2021.

A la izquierda: la taladradora de Perseverance trabajando en Rochette. A la derecha: los dos agujeros de 2,7 cm de ancho y 7 cm de profundidad que dejaron las operaciones de perforación de principios de septiembre de 2021.
Crédito : NASA/JPL/Caltech/MSSS-Cité de l’espace

MUESTRAS PARA LA TIERRA

Perseverance alberga un total de 43 tubos de 15 cm de longitud concebidos para proteger las muestras que se recojan. Se añaden 5 que no se llenarán, con el fin de servir de testigos. El objetivo es llevar a la Tierra las muestras recogidas para su análisis por los laboratorios. La lógica es que los instrumentos a bordo de las sondas o róvers, aunque sean tecnológicamente muy avanzados, no pueden competir con todos los recursos disponibles en nuestro planeta. No olvidemos que las máquinas de los laboratorios de la Tierra no tienen que sufrir la miniaturización en tamaño y peso que requiere una misión espacial.
Sin embargo, no será Perseverance la que traiga sus propias muestras a la Tierra. El róver de la NASA las dejará en el suelo para que los recoja otro robot móvil, suministrado por la Agencia Espacial Europea (ESA) y construido por Airbus. Se trata de una segunda misión. Después de recoger los tubos, este “Fetch Rover” como se llama, llevará las muestras a un pequeño lanzador que las colocará en la órbita marciana dentro de un receptáculo del tamaño de una pelota de baloncesto. A continuación se realizará la tercera misión. La sonda europea Earth Return Orbiter (ERO) interceptará el receptáculo alrededor de Marte y regresará a nuestro planeta para soltar la valiosa carga para que llegue a la tierra alrededor del año 2030.

El siguiente vídeo resume este esfuerzo, que se reparte entre 3 misiones en las que participan la NASA y la ESA.

    INFORMATION PASS SANITAIRE 

     

    A partir du 21 juillet 2021, le pass sanitaire est obligatoire pour accéder à la Cité de l’espace.

     

    Merci de votre compréhension,

     

    La Cité de l’espace