PASAJERO DE VIRGIN GALACTIC, RICHARD BRANSON LANZA EL TURISMO SUBORBITAL

PASAJERO DE VIRGIN GALACTIC, RICHARD BRANSON LANZA EL TURISMO SUBORBITAL

El multimillonario Richard Branson y tres pasajeros más inauguraron, el domingo 11 de julio, el turismo suborbital a bordo de la nave SpaceShipTwo VSS Unity de Virgin Galactic, que alcanzó una altura de 86 km.

Los cuatro primeros turistas del espacio, después de su vuelo suborbital el 11 de julio de 2021, a bordo del avión-cohete SpaceShipTwo. De izquierda a derecha: el ingeniero Colin Bennett, el instructor Beth Moses, la vicepresidenta de la empresa Sirisha Bandla, el fundador de Virgin Galactic Richard Branson. Crédito: Virgin Galactic

Los cuatro primeros turistas del espacio, después de su vuelo suborbital el 11 de julio de 2021, a bordo del avión-cohete SpaceShipTwo. De izquierda a derecha: el ingeniero Colin Bennett, el instructor Beth Moses, la vicepresidenta de la empresa Sirisha Bandla, el fundador de Virgin Galactic Richard Branson. Crédito: Virgin Galactic

“Esto es excepcional, una experiencia única en la vida», exclamó entusiasmado el jefe de Virgin Galactic mientras que el cohete planeaba hacia un aterrizaje perfecto en Spaceport America, el centro del que había despegado una hora antes, en el desierto de Nuevo México.

El SpaceShipTwo, colocado debajo de una aeronave White Knight 2 formada de dos portadores, llamada VMS EVE, despegó a las 8h40 hora local (16h40 hora de París), una hora y media más tarde de lo previsto, elevándose en espirales en un cielo sin nubes.
Lanzado a 15.000 m de altura, dirigido por dos pilotos, el avión cohete encendió su motor, proyectándose en vertical y a una velocidad tres veces superior a la del sonido (Mach 3, o sea 3 700 km/h), a la máxima altura de su vuelo.

 

El avión portador VMS WhiteKnight de SpaceShipTwo, el avión cohete que transportó a los pasajeros, incluido Richard Branson, en el primer vuelo turístico suborbital. Crédito: Virgin Galactic

El avión portador VMS WhiteKnight de SpaceShipTwo, el avión cohete que transportó a los pasajeros, incluido Richard Branson, en el primer vuelo turístico suborbital. Crédito: Virgin Galactic

Sentados en los elegantes asientos de la cabina con 12 ventanas en los laterales y el techo, los cuatro pasajeros pudieron ver la curvatura de la Tierra y un cielo oscuro, incluso de día. Luego flotaron en la cabina, experimentando la micro-gravedad durante tres minutos. El avión cohete aterrizó después de una duración total de vuelo de casi una hora, llevando el espacio a la era del turismo espacial suborbital.

 

Interior de la cabina del cohete SpaceShipTwo que transportó a los cuatro primeros turistas del espacio, incluyendo a Richard Branson Crédito: VirginGalactic

Interior de la cabina del cohete SpaceShipTwo que transportó a los cuatro primeros turistas del espacio, incluyendo a Richard Branson Crédito: VirginGalactic

Las imágenes del vuelo, retransmitidas en directo por numerosas televisiones, mostraban las estelas dejadas en el cielo por los motores del WhiteKnight. Richard Branson, 70 años, sonriente unos minutos antes de la liberación de SpaceShipTwo, los pasajeros flotando en la cabina, y luego, de vuelta en sus asientos, felicitándose unos a otros.
“Enhorabuena a la tripulación, a todos los ingenieros”, dijo Richard Branson.

RICHARD BRANSON ANTES DE JEFF BEZOS

Al tener éxito en este primer experimento de turismo suborbital, Richard Branson se ha adelantado a Jeff Bezos, otro multimillonario. El fundador de Amazon tiene previsto salir al espacio suborbital con pasajeros a bordo del cohete New Shepard de su empresa Blue Origin el 20 de julio, cuando se cumplen 52 años del alunizaje de Neil Armstrong durante la misión Apollo 11 en 1969.

Para este primer vuelo turístico, Richard Branson iba acompañado de miembros de alto nivel de su equipo: los pilotos Dave Mackay y Michael Masucci, el ingeniero Colin Bennett, el instructor de astronautas de Virgin Galactic, Beth Moses, y una vicepresidenta de la empresa, Sirisha Bandla.

Al anunciar sus planes de participar en el vuelo, tuiteó: “Siempre he sido un soñador. Mi madre me ensenó a no rendirme nunca y a alcanzar las estrellas. El 11 de julio es el momento de convertir este sueño en realidad”. Tras regresar del espacio, exclamó: “Fue simplemente mágico”.

 

El piloto Dave Mackay, el ingeniero Colin Bennett, el instructor Beth Moses, el fundador de Virgin Galactic Richard Branson, la vicepresidenta de la empresa Sirisha Bandla, y el piloto Michael Masucci. Crédito: Virgin Galactic

El piloto Dave Mackay, el ingeniero Colin Bennett, el instructor Beth Moses, el fundador de Virgin Galactic Richard Branson, la vicepresidenta de la empresa Sirisha Bandla, y el piloto Michael Masucci. Crédito: Virgin Galactic

Se trataba del vuelo 22 de un SpaceShipTwo, y su cuarta misión con tripulación y más allá de 80 km de altitud. El primer vuelo con tripulación se realizó en 2010, y un trágico accidente en 2014 se cobró la vida de uno de los dos pilotos.
Virgin Galactic, que al parecer ya ha recibido más de 600 reservas para sus vuelos a más de 250.000 dólares, tiene previsto realizar vuelos regulares a partir de 2022. La compañía recibió el 25 de junio la aprobación de la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos para transportar a pasajeros.
Se trata de turistas transportados por una empresa privada –Virgin Galactic– mientras que los 7 turistas espaciales que ya han llegado a la Estación espacial internacional (ISS) – el primero fue Dennis Tito en 2001 – volaron a bordo de una cápsula Soyuz de la agencia espacial rusa Roscosmos.

 

Dennis Tito

El primer turista espacial, Dennis Tito, al regresar de una estancia en la Estación espacial internacional en 2001 Crédito: NASA

LA CONTROVERSIA SOBRE EL”ESPACIO”

Sin embargo, la hazaña de enviar a turistas al espacio con SpaceShipTwo, no está exenta de controversias.
La primera se refiere a la altitud alcanzada por el cohete, 86 km. Richard Branson considera que sus pasajeros llegaron al espacio basándose en una definición del límite del espacio en 80 km, reconocida por la agencia espacial estadounidense, la NASA, y el ejército del Aire americano. Mientras que la Federación aeronáutica internacional fija en 100 km el límite para alcanzar el espacio, conocido como línea de Karman.
Por su parte, el lanzador recuperable New Shepard de Jeff Bezos llevará a sus pasajeros más allá de los 100 km.

 

Shepard

Lanzamiento del cohete New Shepard el 11 de diciembre de 2019.
Crédito: Blue Origin

Además, los ecologistas empiezan a preguntarse por las consecuencias desastrosas, según ellos, de estos vuelos turísticos: la creación de centros espaciales, la contaminación debida al lanzamiento de los cohetes… Y todo por el placer de unos cuantos millonarios.
Por último, para el primer astronauta francés, Jean-Loup Chrétien, hay que poner las cosas en su sitio. Tras congratularse por el éxito del vuelo de Richard Branson, subrayó: ”Es muy bueno, pero no es comparable” con las misiones de los astronautas profesionales como Thomas Pesquet, actualmente a bordo de la ISS.

    INFORMATION PASS SANITAIRE 

     

    A partir du 21 juillet 2021, le pass sanitaire est obligatoire pour accéder à la Cité de l’espace.

     

    Merci de votre compréhension,

     

    La Cité de l’espace