LA ESA SE COMPROMETE PARA LA LUNA Y MARTE

LA ESA SE COMPROMETE PARA LA LUNA Y MARTE

En el marco del Congreso Internacional de Astronáutica, la Agencia Espacial Europea (ESA) anuncia que ha firmado contratos con Airbus y Thales Alenia Space para participar en la vuelta a la Luna y el retorno de muestras marcianas.

Cada año, el Congreso Internacional de Astronáutica iniciado por la IAF (International Astronautical Federation, basada en París) reúne a los protagonistas del espacio del mundo entero. Entre stands de los industriales, conferencias científicas y encuentros de los responsables de agencias, este congreso suele ser también el momento de anuncios importantes en términos de exploración y cooperación. Debido a las medidas sanitarias actuales, su edición 2020 se llamará CyberSpace (véase este artículo), lo que no impide que se celebren acontecimientos significativos. Así pues, este 14 de octubre, la Agencia Espacial Europea (ESA) enumeró sus ambiciones para la Luna y Marte.

LA EUROPA LUNAR CON LA GATEWAY Y UN CARGUERO AUTOMÁTICO

Desde hace varios años, se aprecia una renovación del interés por nuestro satélite natural, traduciéndose en programas de exploración por parte de las agencias espaciales con ambiciones a largo plazo, que llegan hasta la implantación de bases permanentes en su superficie. Este tema se menciona, en particular, en la exposición Luna: Episodio II de la Cité de l’espace en Toulouse.
La NASA inició el programa Artemis que pretende llevar a nuestro vecino celestial “la primera mujer y el próximo hombre”, si es posible para 2024 como se lo pidió la Casa Blanca. Pero Artemis también se articula en torno a una voluntad de cooperación internacional para la que la Agencia Espacial Europea (ESA) se inscribe como socio de primer nivel (véase este artículo). En esta lógica, la ESA ha anunciado, este 14 de octubre, el pedido al industrial Thales Alenia Space para la realización de 2 módulos de la Gateway, la futura estación en órbita lunar.

Les 2 modules I-Hab et ESPRIT au sein de la station Gateway qui servira d’étape logistique pour des missions à la surface de la Lune. Le Japon participe avec le système de support-vie du I-Hab et le Canada fournira un bras robotique. L’apport de la Russie reste à définir.<br /> Crédit : Cité de l’espace d’après ESA

Los 2 módulos I-Hab y ESPRIT en la estación Gateway, que servirá de etapa logística para misiones en la superficie de la Luna. Japón participa con el sistema de soporte-vida del I-Hab y Canadá proporcionará un brazo robótico. La contribución de Rusia queda por definir.
Crédito: Cité de l’espace según ESA

I-Hab es un módulo de alojamiento equipado con un puerto de amarre para naves como la cápsula Orion de la NASA, que está dotada, no lo olvidemos, de un módulo de servicio proporcionado por la ESA (construido por Airbus). Por su parte, Esprit (European System Providing Refueling, Infrastructure and Telecommunications) incluye dos partes, una dedicada a las comunicaciones con la superficie de la Luna, y otra dedicada al suministro de combustible y xenón para garantizar una duración de vida de la Gateway a largo plazo.
Mientras que se perfilan las elecciones americanas, podemos preguntarnos si Artemis sobreviviría a una posible alternancia política en caso de victoria del partido Demócrata (el actual arrendatario de la Casa Blanca es Republicano). Lo que plantea la cuestión de la perpetuidad del compromiso de la ESA por la estación Gateway. Contactamos a este respecto con Didier Schmitt de la dirección de la exploración habitada y robótica de la ESA que destacó “que el programa Artemis es bipartidista”, lo que significa que tiene apoyos en el Congreso americano a la vez entre los Republicanos y los Demócratas. Por ello, el retorno hacia la Luna no debería depender del resultado de las elecciones.
En las actuales condiciones l, I-Hab podrá entregarse en 2026 y ESPRIT en 2027. Didier Schmitt precisa que la participación de la ESA ya garantiza 3 misiones (distintas, no al mismo tiempo) de astronautas europeos a bordo de la Gateway. Serán misiones de 1 a 3 meses alrededor de nuestro satélite natural con tripulaciones de 4 personas, una de las cuales pertenecerá a veces a la ESA. El responsable de la ESA también se muestra  “muy optimista por ver a un Europeo en la Luna” ya que la voluntad lunar de la agencia no se limita a la estación y el módulo de servicio de Orion. Conviene añadir EL3, el European Large Logistics Lander (vídeo siguiente) que irá en la etapa superior de un lanzador Ariane 6 si este proyecto resulta finalmente seleccionado para la fase de producción durante el próximo Consejo de Ministros de la ESA a finales de 2022.

Con EL3, la ESA aportaría al programa lunar un carguero automático capaz de suministrar 1,5 tonelada de equipamientos y experiencias científicas a la superficie de nuestro satélite natural. El objetivo es utilizarlo como el indispensable compañero logístico de las futuras misiones habitadas. Así pues, los astronautas llegarán al lugar a explorar con uno de los aterrizadores actualmente desarrollados por el sector privado para la NASA, pero el EL3 de la ESA escoltará la parte fundamental del material necesario para realizar su trabajo.
La agencia europea proporcionará también una taladradora y un laboratorio miniatura (encomendados al industrial italiano Leonardo) para la sonda rusa Luna-27. Una asociación empresarial, llamada Lunar Pathfinder, con la empresa británica Surrey Satellite Technology, contempla  crear una red de telecomunicaciones alrededor de la Luna con el fin de mejorar los intercambios de radio y la navegación en la superficie selena.

LA PRIMERA IDA Y VUELTA A MARTE

El rover Perseverance de la NASA está navegando hacia Marte donde debería posarse el 18 de febrero de 2021. Se equipó para que fuera capaz de colocar, en tubos sellados, las muestras de suelo marciano que los científicos consideren más interesantes. Más adelante, una unidad americana llevará otro rover, el Sample Fetch Rover, encargado de recuperar estos tubos y transportarlos hacia el aterrizador  de la NASA, dotado con un cohete, y que enviará las muestras albergadas en un receptáculo en órbita alrededor del planeta rojo. Desde allí, la nave automática ERO (Earth Return Orbiter) capturará el receptáculo y lo traerá a la Tierra. El siguiente esquema resume este conjunto de misiones que conforman el guión del Mars Sample Return (retorno de muestras marcianas).

Scénario de base du Mars Sample Return. Tout d’abord, «Mars 2020 mission» (à droite) amène sur la planète rouge Perseverance doté de la capacité de sceller des échantillons dans des tubes et de les déposer au sol. Puis «Sample Retrevial Lander Mission» décolle. Son Sample Fetch Rover (européen) récolte les tubes laissés par Perseverance et les transporte vers un petit lanceur chargé de les mettre sur orbite autour de Mars. La troisième étape impliquée est européenne et il s’agit de «Earth Return Orbiter Mission». Cet engin interceptera les échantillons précédemment placés sur orbite martienne afin de les ramener sur Terre. L’ensemble de ces 3 étapes pourrait être menée d’ici 2031. Crédit : ESA-K. Oldenburg

Guión básico de Mars Sample Return. En primer lugar, “Mars 2020 mission” (a la derecha) lleva al planeta rojo Perseverance, capaz de sellar muestras en tubos y depositarlos en el suelo. Posteriormente, “Sample Retrevial Lander Mission” despega. Su Sample Fetch Rover (europeo) recoge los tubos dejados por Perseverance y los transporta hacia un pequeño lanzador encargado de ponerlos en órbita alrededor de Marte. La tercera etapa implicada es europea y se trata de “Earth Return Orbiter Mission”. Esta unidad interceptará las muestras anteriormente colocadas en órbita marciana para llevarlas a la Tierra. El conjunto de estas 3 etapas podría realizarse de aquí al 2031.
Crédito: ESA-K. Oldenburg

En este artículo, precisábamos que el Sample Fetch Rover se había encomendado a Airbus Defense and Space. Este 14 de octubre, la ESA ha confirmado que el contratante principal para la nave ERO también será Airbus. Recordemos que Europa realizará  el primer viaje de ida y vuelta entre la Tierra y Marte con una misma unidad, ¡un auténtico reto tecnológico! Por sus contribuciones principales a Mars Sample Return, la ESA garantiza a los científicos europeos un acceso a las muestras del planeta rojo. Se trata de un reto importante, ya que si los rovers de suelo pueden efectuar análisis notables  con sus instrumentos embarcados, sin embargo no pueden igualar lo que se puede hacer en laboratorios en nuestro planeta.

Illustration de l’Earth Return Obiter (ERO) de l’ESA. Il sera chargé d’accomplir le premier voyage aller-retour entre la Terre et Mars pour ramener des échantillons de la planète rouge. Crédit : ESA

Ilustración del Earth Return Obiter (ERO) del ESA. Se encargará de realizar el primer viaje ida y vuelta entre la Tierra y Marte para traer muestras del planeta rojo.
Crédito: ESA

Sus anuncios lunares y marcianos se refieren, según la ESA a 2 mil millones de euros de contratos para los industriales para la década 2020. Estas sumas se gastan esencialmente en salarios y permiten a Europa irrigar su propio sector tecnológico, y, de paso, su independencia en el sector, un elemento indispensable en el marco de la sociedad del conocimiento. Además, los sistemas en los cuales la agencia aporta su contribución resultan a la vez esenciales y de alta tecnología (módulos de habitación en órbita lunar, carguero automático, nave Tierra-Marte, etc.), confirmando las capacidades de la Europa espacial.

     

     

     

    Conformément aux directives gouvernementales de lutte contre la propagation du virus Covid-19, la Cité de l’espace ferme ses portes du jeudi 29 octobre à 18h jusqu’à nouvel ordre.

     

     

    Nous vous remercions de votre compréhension.