La Casa Blanca desvela la primera imagen de James Webb

SMAC 0723

Antes de la presentación oficial de las primeras imágenes de los instrumentos del telescopio James Webb, la Casa Blanca ya ha publicado una primicia.

La NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA) tenían previsto presentar el 12 de julio cinco imágenes seleccionadas con el Space Telescope Science Institute, entre las más emblemáticas de las primeras observaciones del James Webb Space Telescope (JWST). Sin embargo, el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, no pudo resistir la tentación de organizar un «preestreno» el 11 de julio.

En las profundidades del universo lejano

La imagen presentada por la Casa Blanca es la más profunda y nítida del universo lejano en infrarrojos hasta la fecha. Esta imagen del cúmulo SMACS 0723 revela miles de galaxias, incluidos los objetos más débiles jamás observados en el infrarrojo, revelados gracias a la potencia del telescopio. Y esto es sólo el principio.

Para hacerse una idea, la porción de cielo que cubre esta imagen es equivalente a la que cubre un grano de arena sostenido a la distancia de un observador en el suelo.

El primer fondo lejano observado por el telescopio espacial James Webb. Se pueden observar los efectos de aumento gravitacional causados por la masa del cúmulo de galaxias SMACS 0723.

El primer fondo lejano observado por el telescopio espacial James Webb. Se pueden observar los efectos de aumento gravitacional causados por la masa del cúmulo de galaxias SMACS 0723.

Inaccesible para el ojo humano

Seis meses y medio después del lanzamiento del observatorio con el Ariane 5, éste ha alcanzado una posición a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, ha desplegado y ajustado sus espejos, ha encendido y probado sus instrumentos y, lo que es más importante, ha dejado que sus sensores se enfríen para poder observar en el infrarrojo cercano y medio.

Como la gama de longitudes de onda observada no es, para lo esencial, accesible al ojo humano, las imágenes presentadas se han reelaborado en colores que nos son más familiares.

Quedamos mañana para ver al menos otras cuatro magníficas imágenes de cómo los instrumentos del telescopio James Webb van a trastornar nuestra comprensión del Universo, como lo hizo su predecesor, el telescopio espacial Hubble, durante tres décadas.