ExoMars NO DESPEGARÁ EN 2020 - Cité de l'Espace

ExoMars NO DESPEGARÁ EN 2020

ExoMars NO DESPEGARÁ EN 2020

L’Agence Spatiale Européenne (ESA) et son homologue russe Roscosmos ont décidé de reporter à 2022 l’envol d’ExoMars prévu initialement cet été. Le rover Rosalind Franklin devra attendre encore un peu avant d’arpenter la planète rouge.

Recordemos que esta exploración de la superficie de Marte para buscar rastros de posible vida es una iniciativa de la Agencia Espacial Europea (ESA) con una participación importante de Rusia a través de su agencia Roscosmos. Esta última proporciona el lanzador Protón así como la plataforma de aterrizaje Kazatchok dotada con 13 instrumentos científicos. La plataforma permite llevar al suelo marciano el róver europeo Rosalind Franklin, equipado con 9 instrumentos y una taladradora capaz de sacar muestras desde hasta 2 m de profundidad, lo que no se ha hecho nunca. El despegue estaba previsto para el verano 2020. En 2016, ExoMars ya se había retrasado de 2018 a 2020.

« Optimizar la FIABILIDAD» Y Covid-19

Este 12 de marzo de 2020, los dos socios de ExoMars, la ESA y Roscosmos, anunciaron un nuevo aplazamiento añadiendo que, en consecuencia, el despegue hacia Marte no tendría lugar este año. “Queremos asegurarnos de que estamos perfectamente dispuestos para llevar a cabo esta misión y no nos concedemos ningún margen de error” declaró Jan Woerner, el Director General de la ESA durante una conexión directa por vídeo, a la vez que agradecía a “los equipos industriales que trabajan noche y día desde hace cerca de un año”. El industrial responsable de la misión es el europeo Thales Alenia Space con Airbus Defence and Space como subcontratista principal para la realización del róver. El industrial ruso proporciona la plataforma rusa Kazatchok NPO Lavotchkine.

Le rover Rosalind Franklin lors de tests menés avec succès chez Airbus à Toulouse en France en 2019. Crédit : Airbus

El róver Rosalind Franklin durante pruebas realizadas con éxito en Airbus en Toulouse en Francia en 2019.
Crédito : Airbus

Hemos sabido que los distintos elementos de ExoMars (Rover, plataforma Kazaktchok, instrumentos, etc) habían superado distintas pruebas con éxito. Sin embargo, seguía quedando una última prueba con los paracaídas principales del sistema de aterrizaje. Se realizarán próximamente en gran altitud en los Estados Unidos. No obstante, recordaremos que no se alegaron estos paracaídas ni ninguna otra razón técnica precisa para explicar el aplazamiento de la misión. El comunicado oficial de la ESA indica que las dos agencias socias están de acuerdo sobre la necesidad de realizar “nuevas pruebas después de la integración del material y los programas informáticos finales”. Por ello, el objetivo indicado es “la necesidad de optimizar la fiabilidad de todos los sistemas de ExoMars” para retomar una declaración de Dimitri Rogozine, el responsable de Roscosmos. En el pasado, otras misiones espaciales sufrieron aplazamientos para comprobar el correcto funcionamiento de distintos sistemas o, incluso, de instrumentos (fue, por ejemplo, el caso del sismómetro SEIS de InSight, lo que permitió un éxito). También se hace referencia a la situación creada por el coronavirus Covid-19, dado que la ESA y Roscosmos “reconocieron, además, que la fase final de las actividades ExoMars estaba comprometida por la agravación general de la situación epidemiológica en los países europeos”.

¿ POR QUÉ UN APLAZAMIENTO DE 2 AÑOS ?

ExoMars no despega este verano, por lo que conviene esperar 2 años y, más concretamente, una ventana “entre agosto y octubre de 2022”. Aquí, la que manda es la mecánica celeste combinada con los límites de los lanzadores. La Tierra tarda 1 año en realizar su ronda alrededor del Sol (es lo que define el año) mientras que Marte tarda alrededor del doble. En consecuencia, los 2 planetas están en una posición favorable para un trayecto que los conecta cada 2 años, más exactamente cada 26 meses. Lo que solemos llamar ventana de lanzamiento (el período favorable para lograr el objetivo) dura algunas semanas en el caso de un viaje hacia Marte. La optimización de la fiabilidad de ExoMars deseada por la ESA y Roscosmos no puede hacerse antes del final de la ventana de lanzamiento de 2020, por lo que no queda otra elección que la de esperar la de 2022. ExoMars 2020 se llama ahora ExoMars 2022.

Le nouveau calendrier d’exploration d’ExoMars. La sonde Trace Gas Orbiter (ou TGO) arrivée autour de la planète rouge continue son activité scientifique et servira toujours de relais pour les télécommunications avec le rover. Celui-ci décollera dans un créneau d’août à octobre 2022 au sommet d’un lanceur russe Proton pour se poser sur Mars (avec la plateforme russe) entre avril et juillet 2023. Crédit : ESA/Adaptation Cité de l’espace

El nuevo calendario de exploración de ExoMars. La sonda Trace Gas Orbiter (o TGO) ha llegado alrededor del planeta rojo, prosigue su actividad científica y seguirá sirviendo de enlace para las telecomunicaciones con el róver. Éste despegará durante una ventana entre agosto y octubre de 2022 en la parte superior de un lanzador ruso Protón para posarse sobre Marte (con la plataforma rusa) entre abril y julio de 2023.
Crédito: ESA/Adaptación Cité de l’espace

Obviamente, no se almacenan un róver, su plataforma de aterrizaje o los demás componentes de una misión espacial como se hace para unidades de la vida diaria. Los sistemas astronáuticos necesitan almacenarse en locales con atmósfera controlada, sin contar las comprobaciones que habrá que realizar para asegurarse del correcto estado de los elementos. Todo esto tiene un coste, que no se precisó a la hora en la que ponemos este artículo en línea.
El anuncio de la ESA y Roscosmos fue comentado positivamente por el administrador adjunto de la NASA a cargo de la ciencia, Thomas Zurbuchen, quien escribió en un Tweet (a continuación) que comprendía la difícil decisión de aplazar ExoMars, destacando la naturaleza exigente de una misión marciana y la necesidad de que todo funcionara perfectamente.

En respuesta a este Tweet, Jan Woerner indicó que, a su modo de ver, el aplazamiento de ExoMars no debería tener impacto sobre MSR, o sea Mars Sample Return, proyecto de vuelta de muestras marcianas a la Tierra, y que asocia la ESA y la NASA. El róver americano Perseverance (despegue previsto el 17 de julio) es capaz de conservar muestras consideradas interesantes para que se lleven más tarde a la Tierra con la misión MSR.