EL CORONAVIRUS BAJO EL OJO DE LOS SATÉLITES - Cité de l'Espace

EL CORONAVIRUS BAJO EL OJO DE LOS SATÉLITES

EL CORONAVIRUS BAJO EL OJO DE LOS SATÉLITES

Algunas consecuencias de la pandemia son observadas por los satélites que exploran nuestro planeta: menor frecuentación de los lugares o reducción de la contaminación en las zonas afectadas por las restricciones.

Después de las primeras alertas en China a finales de 2019, el mundo se encontró enfrentado a un nuevo tipo de coronavirus llamado SARS-CoV-2 que induce la enfermedad denominada COVID-19. El 11 de marzo de 2020, el Director General de la Organización Mundial de la Salud, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, calificó de pandemia la situación actual. Este artículo no tiene por objeto aportar información de naturaleza médica sobre este coronavirus o las precauciones que se deben tomar, por lo que le invitamos a consultar esta página oficial del Gobierno francés si es lo que busca.
Aquí, vamos a interesarnos por los efectos del SARS-CoV-2 sobre nuestro planeta, según lo constatan los satélites.

CONSTRUCCIONES Y LUGARES ABANDONADOS

Es tal la capacidad de imágenes de los satélites que se puede observar no sólo la edificación de edificios, sino también sencillamente la frecuentación de los lugares por el público. Los satélites Pléyades de Airbus mostraron la edificación rápida de un hospital en Wuhan para atender la emergencia sanitaria de esta región en China.

Les 2 clichés Pléiades montrent la même zone à Wuhan. Le cercle rouge concerne la  construction en urgence d’un hôpital entamée le 25 janvier 2020 et complétée tout début février. Images recadrées pour une meilleure compréhension. Crédit : Airbus/Cité de l’espace

Las 2 fotos Pléyades muestran la misma zona en Wuhan. El círculo rojo muestra la edificación en urgencia de un hospital que se inició el 25 de enero de 2020 y finalizó a primeros de febrero. Imágenes recuadradas para una mejor comprensión.
Crédito: Airbus/Cité de l’espace

Igualmente impresionantes son las fotos de satélite de lugares abandonados debido a las restricciones sanitarias.

Tokyo Disneyland sans visiteur, le 1er mars. Logique puisque le parc avait été fermé (réouverture fin mars en fonction de l’évolution de la situation). Images recadrées pour une meilleure compréhension. Crédit : Maxar Technologies/Cité de l’espace

Tokio Disneylandia sin visitantes, el 1 de marzo. Es lógico, dado que el parque se había cerrado (reapertura a finales de marzo en función de la evolución de la situación). Imágenes recuadradas para una mejor comprensión.
Crédito: Maxar Technologies/Cité de l’espace

Sin embargo, en ocasiones se publicaron algunas imágenes sin contexto apropiado. Así pues, estas 2 fotos de Tokio Disneylandia centradas en la atracción Space Mountain pudieron dejar pensar que los Japoneses ya no querían ir a este parque por miedo al coronavirus. Había que aportar un matiz importante: ¡la dirección de Tokio Disneylandia había decidido el cierre al público de sus instalaciones, lo que explica la ausencia de clientes!

LA CONTAMINACIÓN A LA BAJA

Las medidas sanitarias destinadas a encauzar la propagación del coronavirus SARS-CoV-2 consistieron, en algunos países, en pedir a la gente que se quedara en casa, limitando o, incluso, parando una gran parte de la actividad industrial. Allí también, los satélites no dejaron de observar los cambios inducidos.
La NASA publicó un artículo que mostraba la importante reducción de la concentración en dióxido de nitrógeno sobre China.

Différence des concentrations de dioxyde d’azote en Chine avant (à gauche) et après (à droite) la mise en œuvre des mesures sanitaires du gouvernement de ce pays. La baisse du polluant dioxyde d’azote se produit souvent lors du Nouvel An chinois en raison des congés, mais pas dans de telles proportions ni aussi longtemps. Crédit : NASA/données Sentinel-5P ESA

Diferencia de las concentraciones de dióxido de nitrógeno en China antes (a la izquierda) y después (a la derecha) de la aplicación de las medidas sanitarias del Gobierno de este país. La reducción del agente dióxido de nitrógeno se produce a menudo durante el Nuevo Año chino debido a las vacaciones, pero no en estas proporciones ni durante tanto tiempo.
Crédito: NASA/datos Sentinel-5P ESA

El dióxido de nitrógeno es un agente atmosférico vinculado a las actividades industriales. Hay que tener en cuenta que los datos empleados por la agencia americana proceden del instrumento TROPOMI de satélite Sentinel-5P de la Agencia Espacial Europea (ESA) colocado sobre órbita en el marco del programa Copernicus de la Unión Europea.
Otro satélite europeo realiza medidas similares. Esta vez, los datos resultan de los instrumentos IASI (Interferómetro Atmosférico de Sondeo en el Infrarrojo) concebidos por la agencia espacial francesa CNES, e instalados a bordo de los satélites MetOp de EUMETSAT (organismo europeo de satélites meteorológicos).

Baisse des concentrations de monoxyde de carbone en Chine et en Italie suite aux mesures de lutte contre le coronavirus et qui ont impacté l’activité économique et industrielle. Des données récoltées par les instruments IASI. Crédit : Maya Gorge/LATMOS

Reducción de las concentraciones de monóxido de carbono en China e Italia a raíz de las medidas de lucha contra el coronavirus, y que afectaron la actividad económica e industrial. Datos recogidos por los instrumentos IASI.
Crédito: Maya Gorge/LATMOS

IASI es una sonda infrarroja capaz de detectar varios gases en la atmósfera, incluyendo el monóxido de carbono. En una publicación del CNRS del 5 de marzo, los investigadores del LATMOS (Laboratorio atmósferas, medios, observaciones espaciales) constatan una reducción de este gas debido a las consignas de cuarentena en China e Italia. Explican que “las principales fuentes de agentes están vinculadas al tráfico por carretera y las emisiones industriales, y las regiones afectadas y sus alrededores presentan una mejor calidad del aire con relación a los años anteriores”.

La reducción de la contaminación vinculada a las medidas sanitarias también se ilustra en el siguiente vídeo de la ESA realizado con los datos de Sentinel-5P mencionado anteriormente.

Vous devez accepter les cookies (preferences, statistics, marketing) pour afficher cette vidéo sinon cliquez-ici

A lo largo de 10 días, se constata hacia el final (en marzo) una reducción de las concentraciones en dióxido de nitrógeno sobre el norte de Italia a raíz de la cuarentena decidida por las autoridades del país.

EPIDEMIAS Y ESPACIO

Además de un terrible balance humano, el coronavirus SARS-CoV-2 también tuvo un notable impacto en las actividades espaciales. Se acortaron, o cancelaron varios coloquios o congresos, en una lógica de cumplimiento de las disposiciones sanitarias. Cuando la ESA y Roscosmos anunciaron el 12 de marzo que la misión marciana ExoMars se aplazaba hasta el 2022, las 2 agencias reconocieron “que la fase final de las actividades ExoMars estaba comprometida por la agravación general de la situación epidemiológica en los países europeos”. Sin embargo, no se trataba de la razón principal.

También nos podemos preguntar si el espacio puede ayudar a gestionar las epidemias en el futuro. Aquí no se trata de hacer nacer esperanzas infundadas, sino de trabajos que estudian cómo los datos resultantes de los satélites permitirán prever mejor algunas epidemias. En efecto, a veces se conocen las condiciones medioambientales (temperatura y humedad por ejemplo) que favorecen la difusión de tal virus o microbio. Este artículo del CNES de 2017 es interesante a este respecto (no se refiere al COVID-19).

La industria espacial también desarrolló enormemente la telemedicina, ya que permite realizar un seguimiento de la salud de los astronautas en misión por parte de los médicos en la tierra. En respuesta a la crisis del coronavirus, se evocaron las consultas a distancia por teléfono para evitar entorpecer los servicios hospitalarios o los ambulatorios. La telemedicina quizá pueda, en el futuro, desempeñar un papel más amplio y añadirse a las herramientas de gestión o incluso de prevención de las epidemias. Obviamente, los que se pronunciarán son las autoridades y expertos concernidos.