3 aterrizadores lunares para la NASA - Cité de l'Espace

3 aterrizadores lunares para la NASA

3 aterrizadores lunares para la NASA

En el marco de su programa de retorno a la Luna Artemis, la agencia americana seleccionó 3 propuestas del sector privado. Se trata de realizar el aterrizador lunar que llevará a nuestro satélite natural al próximo hombre y a la primera mujer.

Como se lo solicita la Casa Blanca, la NASA prepara un retorno a la Luna con el objetivo de llevar ahí para 2024 “al próximo hombre y la primera mujer”. Este programa, bautizado Artemis (la hermana de Apolo, a modo de guiño con los vuelos Apollo), pone en competencia el sector privado para el desarrollo de un aterrizador lunar. Si bien se solicitan lógicamente a compañías americanas, sin embargo el industrial europeo Thales Alenia Space está presente.

Europa presente con Dynetics

Para este retorno a nuestro vecino celestial, la NASA piensa enviar a sus astronautas hacia la órbita lunar a bordo de su cápsula Orion que despegará en la parte superior del lanzador SLS (Space Launch System), que se está desarrollando. Recordamos que, a raíz de un acuerdo entre la agencia americana y la Agencia Espacial Europea (ESA), esta última proporciona el módulo de servicio de Orion (el industrial es Airbus Defence and Space).

Según el guión de misión considerado, cuando los astronautas estén en órbita alrededor de la Luna a bordo de Orion, deberán embarcar en el aterrizador lunar. Esta transferencia podría realizarse directamente (cita y amarradura) o pasando por la estación Gateway, que desempeñaría el papel de “hub” en torno a nuestro satélite natural. La NASA decidió recurrir a la competencia comercial para elegir al industrial que desarrollará su Módulo Lunar del siglo XXI (o HLS para Human Landing System). Entre las 3 propuestas aceptadas a finales de abril, está la de Dynetics, que trabaja con más de 25 subcontratistas.

Concept d’atterrisseur lunaire de Dynetics. Crédit : Dynetics

Concept d’atterrisseur lunaire de Dynetics.
Crédit : Dynetics

El aterrizador de Dynetics podrá ir en la parte superior del futuro lanzador Vulcan de United Launch Alliance (que es compatible a la vez con otros lanzadores) con el fin de ir a la estación Gateway o directamente a Orion. Lo original del concepto presentado con relación a los otros dos reside en el hecho de que la cabina está muy cerca del suelo y no requiere la larga escalera o la plataforma de bajada que se plantean respectivamente National Team y SpaceX (véase más abajo). Sobre todo, Dynetics recurre al industrial europeo Thales Alenia Space para una parte principal, a saber el módulo presurizado que alberga a la tripulación, así como (citamos) “la escotilla y la puerta de acceso a las actividades extravehiculares, las ventanas y las protecciones térmicas y anti-micrometeoritos”. Conviene señalar que el pliego de condiciones estipula una duración de estancia de hasta una semana.

El concepto de Dynetics recibió 253 millones de dólares de presupuesto por parte de la NASA. La agencia decidirá dentro de 10 meses qué propuesta (o quizá 2) resultará cualificada para seguir adelante.

Blue Origins encabeza National Team

La propuesta de National Team es la que recibe el mayor presupuesto con 579 millones de dólares. No obstante, el responsable de la NASA, Jim Bridenstine precisó que los importes asignados no predecían de ningún modo una posible preferencia.

National Team, o equipo nacional si se traduce en francés, es una agrupación de industriales encabezada por Blue Origins, la compañía espacial fundada por Jeff Bezos, el multimillonario que dirige Amazon.

Concept d’atterrisseur lunaire de National Team. Crédit : Blue Origin

Concept d’atterrisseur lunaire de National Team.
Crédit : Blue Origin

El concepto de National Team se basa en el aterrizador lunar Blue Moon presentado personalmente por Jeff Bezos el 9 de mayo de 2019. La parte habitada que es también la etapa de subida es realizada por Lockheed Martin, un gigante del sector aeroespacial americano (y subcontratista principal de la cápsula Orion de la NASA). Northrop Grumman se encarga del elemento de transferencia que llevará el aterrizador hacia la órbita lunar baja. Por último, Draper se ocupa de la parte aviónica.

SpaceX y un Starship lunar

Por su parte, la compañía fundada por Elon Musk recibe 137 millones de dólares para su Starship que se está desarrollando, y que tendrá una versión lunar específica. En efecto, el objetivo no es realizar un vuelo completo ida y vuelta Tierra-Luna con esta nave (es capaz de hacerlo en su versión “completa” según Elon Musk).

Concept d’atterrisseur lunaire de SpaceX. Crédit : SpaceX

Concept d’atterrisseur lunaire de SpaceX.
Crédit : SpaceX

Este Starship para Artemis iniciaría su viaje en modo automático con una cita en órbita terrestre con otro Starship en versión carguero (previamente lanzado) para abastecerse de propulsantes. A continuación, iría hacia la Luna para encontrarse con la cápsula Orion. Cuando la tripulación esté a bordo del Starship lunar, este último se posaría en la región del Polo Sur (objetivo oficial de Artemis). La unidad sería capaz de realizar varias idas y vueltas entre la órbita lunar y la superficie.

Como se comentó anteriormente, los 3 candidatos disponen de 10 meses para precisar su concepto y demostrar su capacidad. La NASA podría incluso aceptar 2 de las propuestas al finalizar este período, o sea en febrero de 2021, y no elegir al prestatario de servicios final hasta después de una demostración automática de llegada a la Luna.