SpaceX: explosión en el suelo en Florida

SpaceX: explosión en el suelo en Florida

El 1 de septiembre, la empresa SpaceX estaba realizando pruebas en el suelo con su lanzador Falcon 9 para un despegue el próximo día 3 cuando se produjo una explosión. Quedaron destruidos el lanzador y el satélite israelí Amos-6.

En Florida, la empresa SpaceX creada por el multimillonario Elon Musk, hace un poco más de 10 años, trabaja sobre 2 plataformas de lanzamiento. La SLC-40 de la Cape Canaveral Air Force Station es donde realiza lanzamientos comerciales de satélites y de su cápsula carguero Dragón con destino a la Estación Espacial Internacional por cuenta de la NASA. Situada a unos kilómetros, la otra es la LC-39A del Kennedy Space Center que sirvió para el programa Apollo y las lanzaderas de la agencia americana. SpaceX la está modificándolo para utilizarla como base de salida de sus lanzadores, tanto el actual Falcon 9 como su futuro Falcon Heavy, más potente.

Explosión en la SLC-40 de SpaceX

La instalación afectada por la explosión, constatada por numerosos testigos este 1 de septiembre a las 09h01, hora local de Florida, resulta ser la plataforma de lanzamiento SLC-40 de la Cape Canaveral Air Force Station. No obstante, el accidente no se produjo durante un lanzamiento. En efecto, SpaceX iba a realizar hoy una prueba de su lanzador Falcon 9 en la plataforma de lanzamiento encendiendo los propulsores de la 1ª etapa, pero sin despegue. Se trata de un procedimiento habitual para esta empresa. Este sábado 3 de septiembre es cuando el Falcon 9 iba a poner en órbita el satélite israelí de telecomunicaciones Amos-6.

El vídeo siguiente muestra la destrucción del lanzador (a 1:10).

SpaceX a indiqué que son lanceur et sa charge utile (le satellite Amos-6) avaient bien été détruits lors de l’explosion de ce 1er septembre. La raison de la défaillance n’est pas précisée, évoquant une «anomalie sur le pas de tir». Le communiqué de la firme privée américaine affirme cependant que personne ne se trouvait sur le SLC-40 en application de mesures de sécurité.

De son côté, le 45th Space Wing de l’armée de l’air américaine qui gère la Cape Canaveral Air Force Station a souligné que les «rapports initiaux n’indiquent aucune victime et aucun risque pour la sécurité du public».

SpaceX indicó que su lanzador y su carga útil (el satélite Amos-6) habían quedado destruidos durante la explosión de este 1 de septiembre. No se ha precisado la razón del fallo, y se mencionó una “anomalía en la plataforma de lanzamiento”. El comunicado de la empresa privada americana afirma sin embargo que, en aplicación de medidas de seguridad, no había nadie en la SLC-40.

Por su parte, el 45th Space Wing del ejército del aire americano que administra la Cape Canaveral Air Force Station, indicó que los “informes iniciales no indican ninguna víctima y ningún riesgo para la seguridad del público”.

Posteriormente, SpaceX y Elon Musk aportaron algunos detalles. En primer lugar, se confirmó que el accidente había ocurrido antes de la puesta en marcha de los propulsores de la 1ª etapa y que nadie había sido herido. Por lo que se refiere a la explosión, Elon Musk prefiere calificarla de “fuego rápido”. En un tweet, precisa que la pérdida del lanzador se produjo “durante las operaciones de relleno en propulsores” y habla de un “origen en el tanque de oxígeno de la etapa superior”. No se debe hacer ninguna conclusión precipitada. En efecto, el dueño de SpaceX no cuestiona de ninguna manera el tanque de oxígeno de la segunda etapa del Falcon 9. Constata lo que se puede ver en el vídeo, a saber que el abrasamiento se originó en una zona que está situada a nivel de este tanque. En cuanto a decir si ocurrió en este tanque o muy cerca del mismo, es demasiado pronto para afirmarlo y solo el análisis de los datos permitirá determinar las razones del fallo. Por otra parte, Elon Musk concluye con un sobrio “Causa todavía desconocida. Más información posteriormente”.

SpaceX - explosion

Imágenes de la explosión enviadas en Twitter por personas que estaban in situ. Crédito: DR